Imprima esta página

Pilates

 

Reúne lo mejor de diversas técnicas de acondicionamiento físico y mental tanto de Oriente como de Occidente (taichi chuan, yoga, gimnasia). Combina la poesía del movimiento, el poderío del Centro Corporal (abdomen, lumbares) y el ritmo de la respiración (respiración transversa), incrementando la interrelación mente-cuerpo.

En un sistema de acondicionamiento físico sin impacto, basado en la alineación corporal y en agudizar la conciencia de posibilidades y recursos no descubiertos por el propio cuerpo hasta ese momento. Consigue esculpir nuestro cuerpo poniendo un énfasis especial en toda la zona centro: abdomen, región lumbar y abductores. Es, además, una técnica especialmente recomendada en rehabilitación y tratamiento de dolencias tanto agudas como crónicas del sistema osteo-muscular.

Su fundador, Joseph Hubertus Pilates (1887-1967), nacido en Düsseldorf (Alemania), creó su método por necesidad propia. Su naturaleza enfermiza le llevó a pasar su infancia combatiendo la enfermedad a través del ejercicio y de la práctica de diversos deportes, como el esquí, la natación, la gimnasia e incluso el boxeo. Durante la Primera Guerra Mundial, trabajando como enfermero en un hospital de Inglaterra, ideó diversos aparatos de rehabilitación que le sirvieron para crear los suyos propios que son los que se usan con su método.

En Estados Unidos, en 1926, abre su primer estudio de acondicionamiento físico y mental, llegando a cautivar años después a algunas de las más famosas estrellas de Hollywood. Llega entonces su reconocimiento y expansión mundiales.

Los seis princpios de Pilates, son los siguientes: concentración, equilibrio, precisión, respiración, fluidez y estiramiento. Se trata de realizar, basándose en estos principios, un número bajo de repeticiones de cada ejercicio (máximo 10) prestando mucha atención a la precisión y control, obteniendo los siguientes resultados:

1.- Aumentar la definición y capacidad de la musculatura de piernas, brazos y costados.
2.- Mejorar la flexibilidad en general y el alineamiento postural.
3.- Igualar fuerzas simétricamente alrededor del centro, a fin de alinear el cuerpo y realzar su eficiencia.
4.- Estirar y fortalecer los músculos.
5.- Aumentar la movilidad articular y relajar tensión.
6.- Esculpir el cuerpo, creando musculaturas largas, delgadas, definidas y proporcionadas.
7.- Aumentar la autoestima y la capacidad respiratoria.

Además de obtener más flexibilidad y un mayor rango de movimientos, la práctica del Pilates aumenta nuestro control mental, reduce el estrés y mitiga el dolor.

En la actualidad, el método Pilates se utiliza en rehabilitación, reeducación corporal, en patologías osteo-musculares y programas de acondicionamiento físico, adaptándose al nivel de cada persona. Lo pueden realizar todo tipo de personas, ya que se individualiza el trabajo tanto en las clases individuales como en las de grupo, no siendo recomendable, en este último caso, más de diez personas por cada grupo.

La práctica del método comenzó con un grupo original de 34 ejercicios creados por Pilates, aunque hoy en día se han desarrollado más de 500, manteniendo siempre los principios originales del método. Los ejercicios de suelo, base del sistema, se han visto complementados con el trabajo con máquinas. Diferentes teorías de fisioterapia y osteopatía han completado y enriquecido el método hasta convertirlo en un programa corporal seguro y muy eficaz para combatir lesiones.

El propio Pilates recomendaba la práctica de sus ejercicios al menos dos veces por semana para reforzar la "memoria muscular". Los resultados se ven rápidamente: sólo hay que ser constante.

Precio: 2 sesiones a la semana 40€ al mes.

Pilates, Elasticidad muscular pilates



MBT calzado fisiológico                  Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid

Contenido actualizado el 20/12/12 20:30:38